Ovejeros Alemanes
REGISTRANDOTE


Podes Acceder a las Secciones VIP: Exposiciones Argentinas - Estadísticas Grales.

Debates - Reportajes Chat - Personalidades & Perros Famosos - Exposiciones Internacionales
Historia del Ovejero Aleman - Mensajes a tu mail

El perro Perfecto... (como lograrlo)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El perro Perfecto... (como lograrlo)

Mensaje  MC el Jue 20 Mayo 2010 - 21:03

.....El Perro Perfecto


Las cualidades que se ven y las cualidades que se transmiten. Fenotipo y genotipo. ¿Es posible desentrañar este dilema de la genética y aplicarlo a la mejora y selección de la cría?. Empecemos describiendo los dos términos.
El fenotipo de un individuo es todo el conjunto de características, tanto cualidades como defectos, que se pueden ver de forma manifiesta, ya sean relativas a la belleza, el carácter u otros aspectos. El genotipo, sin embargo, es todo ese patrimonio genético, o “carga” genética, completamente invisible que es lo que realmente se transmite de una generación a otra. De esta forma podemos definir el fenotipo como la interpretación visible del genotipo condicionada por los factores externos que influyen desde el mismo momento de la concepción. El hecho de encontrar el perro más adecuado para la cría no es fácil, como podemos entender, ya que dos individuos con una carga genética diferente pueden ser muy parecidos debido a la influencia de estos factores externos y, a su vez, puede que otros dos con un genotipo similar se muestren muy distintos a causa de dichos factores. ¿Cómo, pues, podemos hallar la respuesta a este problema?
El primer recurso lógico es examinar la genealogía y grupos familiares del individuo. Debemos estudiar las cualidades que posee y ver si estas también eran predominantes en sus ascendientes, si las transmite a sus descendientes y si el resto de los grupos familiares, tanto hermanos, tíos y primos como sus propios hijos, son igualmente capaces de transmitirlas en considerable medida. Viéndolo así, parece que podríamos descuidar el fenotipo de un perro y basarnos exclusivamente en el genotipo; pero esto no es del todo cierto. Cualquier criador con años de experiencia te podrá decir lo mismo: dos individuos excelentes pueden tener una descendencia mala, pero nunca dos individuos deficientes podrán llegar a tener una buena descendencia. ¿Quiere decir esto que utilizando en la cría a un macho y una hembra con un fenotipo excelente y transmisores de una gran genética tendremos asegurada una fantástica camada? Lamentablemente esto no es seguro, pues junto con los caracteres positivos también se heredan los negativos y nunca sabremos de antemano si estos se impondrán sobre las buenas cualidades o viceversa.
Otro recurso, prácticamente imposible de utilizarse en perros, al menos hasta el día de hoy, pero que puede resultar al menos de cierta ayuda conocerlo, es el grupo de Progenie Test. Este consiste en una cría selectiva de élite, seleccionando al individuo genotipo en base a un fenotipo perfecto tanto suyo como de sus hermanos y sus hijos, descartando por lo tanto a aquellos cuyos colaterales o descendientes mostrasen algún aspecto negativo. Esto supondría el control exhaustivo de docenas y docenas de camadas, tanto propias como extrañas, durante un período extenso de tiempo. Vista esta imposibilidad, habremos de llevar un control más o menos razonable del Progeny Test del ejemplar elegido y cotejarlo con el examen genealógico y de grupos familiares descrito anteriormente. Recordemos que es diferente al Grupo de Progenie, en este último solo se ven hijos de un padre, no sabemos que dan sus hermanos.
Un tercer recurso compatible con los dos primeros es la heterosis. Esta hace que las capacidades productivas y físicas de los hijos sean superiores a la de los padres. Pero, ¿cómo llegamos a conseguir individuos en los que se manifieste el efecto heterótico? Primero hay que definir y diferenciar claramente varias líneas familiares con unas características específicas y sin ningún tipo de consanguinidad entre sí. Tras esto, pasaremos a realizar cruces en consanguinidad más o menos estrecha entre los individuos de dichas líneas, con gran cuidado de no caer en los problemas propios de este tipo de cruces como la depresión consanguínea, la homocigosis o el fijar de forma irremediable los caracteres negativos debido a la manifestación de los genes recesivos en la descendencia. Hemos de buscar justo lo contrario, aprovechar las ventajas de los cruces consanguíneos y seleccionar los individuos en los que se han fijado y mejor se manifiestan las virtudes positivas de esta línea de sangre. Hallados ya estos individuos, cruzaremos los de una línea con los de las otras para conseguir así individuos que manifiesten la heterosis. De entre todos los cruces debemos seleccionar sólo aquellos que produzcan resultados excelentes y utilizar esa línea de cría con los ejemplares que mejor manifiesten dicho efecto.
Para concluir sólo aconsejar el ser coherentes y responsables al abordar de lleno el tema de la cría debido a las aportaciones positivas y negativas que podemos transmitir a la raza y tener consciencia de que esta no se basa sólo en la belleza, sino también en el carácter y las aptitudes, aparte de ser honrados y apartar de la cría a aquellos que manifiesten algún grado importante de cualquier tipo de enfermedad hereditaria como la displasia de cadera, la espondilosis u otro tipo de problema que entre todos hemos de erradicar.
-
-
-
--
.

MC
Admin

Mensajes : 337
Fecha de inscripción : 02/05/2010
Edad : 47
Pais : Argentina

Ver perfil de usuario http://criaderolasespigas.com.ar

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.