Ovejeros Alemanes
REGISTRANDOTE


Podes Acceder a las Secciones VIP: Exposiciones Argentinas - Estadísticas Grales.

Debates - Reportajes Chat - Personalidades & Perros Famosos - Exposiciones Internacionales
Historia del Ovejero Aleman - Mensajes a tu mail

El Clicker - Hablemos del Target

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El Clicker - Hablemos del Target

Mensaje  MC el Vie 25 Jun 2010 - 10:45

-
-

-


-

.....El Clicker - Hablemos del Target
En etapas más avanzadas del adiestramiento se hace indispensable ampliar los conocimientos acerca del uso correcto y las posibilidades del sub-sistema del target.
El clicker es una excelente herramienta de adiestramiento para todo tipo de animales pero, en ciertas condiciones, presenta algunas limitaciones. Una de ellas radica en que no funciona bien a distancia. Otra, enfoca a la mascota en el alimento por lo que una vez realizada la conducta y al escuchar el sonido del clicker; correrá a buscar el premio. Una tercera está dada por el hecho de que la atención puede declinar cuando descubre que la recompensa le falta o es siempre la misma. Por último, cuando se entrena a distancia es muy difícil impedir que el animal corra a buscar el alimento aun cuando haya realizado en forma incorrecta el ejercicio.

Existen otras desventajas, pero no se mencionan por ser de menor importancia y sencillamente remediables con un poco de ingenio.

Por lo expuesto, el target es la solución a la mayoría de estos inconvenientes. Es ideal para el trabajo apartado del entrenador. Con un buen acostumbramiento a este instrumento, el animal podrá percibir con claridad la intención de su guía.

El primer paso consiste en escoger el elemento que se utilizará como blanco para habituar al perro a tocarlo y una orden para que ejecute la acción. Lo mejor es una varilla de cualquier material: madera, pvc, plástico o metal. Puede ser extensible o no, esta característica la define la comodidad de cada persona. Los elementos pequeños están indicados para labores cercanas. Los únicos aspectos a tener en cuenta son: que tenga punta roma o protegida por material blando para evitar heridas tanto del can como del instructor y que no sea excesivamente larga que resulte incómoda para trabajar.

Ahora bien, elegido el elemento de trabajo lo que sigue es la habituación a tocar su punta. La operación requiere de un cuidado especial en sus comienzos, pues el blandir un palo o fusta delante de un perro puede asustarlos y complicar, sino arruinar toda la operación.

Lo recomendable es tomar el objeto con el puño cerca de uno de sus extremos y aprisionarlo con el brazo pegado al cuerpo como si se tratara de una fusta de jockey. Se aproximará la mano que aprisiona el target al animal y su natural curiosidad hará el resto. Cada vez que toque la punta, click y premio. Ayuda mucho en el comienzo, impregnar uno de los extremos con algún olor atractivo. Esto no se considera soborno; sino sólo una pequeña ayuda. A medida que vaya progresando, se deslizará el palo a través de la mano hasta que quede totalmente descubierto. Para el establecimiento del comando, se emplea igual procedimiento que para cualquier otro comportamiento. Por término medio, entre diez y cuarenta repeticiones bastan para que el perro o caballo aprendan que deben tocar la vara a la orden.

Una vez establecida la orden, lo que sigue es colocar cualquier objeto en el suelo; puede ser un juguete, una pelota, un trozo de trapo, etc. Se toca con el extremo del target la pieza escogida y se da la orden de tocar. Lo que puede ocurrir es que el perro no comprenda inicialmente lo que debe hacer y vaya a tomar contacto con el blanco. La solución es la misma de siempre: paciencia. Tarde o temprano ejecutará la acción correctamente y esto dará la llave para comenzar a alejarse paulatinamente del objetivo y señalarlo con el blanco a distancia.

Superado el primer obstáculo, el de tocar el primer objeto, es recomendable aumentar progresivamente la cantidad de artefactos o sitios que debe alcanzar. Así incrementará la dificultad y ya no habrá retorno. El target estará irremediablemente fijado en su mente y no existirá impedimento alguno para enseñar cualquier comportamiento alejado de la mascota. Desde saltar una valla a instruir en búsqueda y rescate pasando por complicados recorridos en pruebas deportivas.

Como comentario final, baste decir que es aconsejable introducir una palabra para marcar aquellos movimientos que no sean correctos; prescindiendo del “NO”, cualquier otra es aceptable.
MC - Se agradece la colaboración para esta nota a:
Carlos S. Osácar de Urquiza
Clicker Argentina
-
-
avatar
MC
Admin

Mensajes : 337
Fecha de inscripción : 02/05/2010
Edad : 48
Pais : Argentina

Ver perfil de usuario http://criaderolasespigas.com.ar

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.