Ovejeros Alemanes
REGISTRANDOTE


Podes Acceder a las Secciones VIP: Exposiciones Argentinas - Estadísticas Grales.

Debates - Reportajes Chat - Personalidades & Perros Famosos - Exposiciones Internacionales
Historia del Ovejero Aleman - Mensajes a tu mail

Obedecer las Reglas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Obedecer las Reglas

Mensaje  MC el Miér 19 Mayo 2010 - 13:05

-



-

...OBEDECER LAS REGLAS


Desde el punto de vista de Wilmos Csanyi de la Universidad de Etvos Lorand en Budapest, la domesticación no ha reducido las capacidades cognitivas del perro, como lo sostienen Frank, sino que por el contrario, las ha aumentado. Mediante la selección de individuos que forman fuertes uniones y que son tratables, se ha llegado a producir un animal que está genéticamente predispuesto a aprender y obedecer reglas.


Si bien es cierto que esto es central en las habilidades de perros guías, también otros perros pueden acomodarse a este particular ambiente social. Incluso, sin un entrenamiento formal, los perros se socializan simplemente estando con las personas. Ellos tienen una especial habilidad para seguir reglas. "Ellos fácilmente las aprenden de los juegos y observando otros perros o humanos", dice Csanyi.


Marc Bekoff de la Universidad de Colorado, ha estudiado juegos de perros, lobos y coyotes. "Todos los animales, a través del juego, aprenden ciertos códigos de conducta de las propias moralidades de la especie", dice él. "Pienso que del juego que desarrollan perros y humanos, éstos van aprendiendo códigos de conductas de los humanos". Ellos aprenden las reglas básicas para el comportamiento aceptable, así como por ejemplo cuán fuerte pueden morder para no hacer daño. Como cualquier animal, cuando el perro juega, va perfeccionando el comportamiento que necesita para su convivencia con humanos.


Hay pocas investigaciones acerca de los efectos evolutivos de estas interacciones entre perros y humanos en función del tiempo, pero Bekoff sospecha que ellas han enriquecido la vida mental del perro. Estudios realizados en su laboratorio le revelan que las interacciones de juegos entre perritos, son más variadas que las que se observan entre lobitos o pequeños coyotes. El cree que los perros han desarrollado formas más variadas de comportamiento, por los sofisticados juegos que la gente desarrolla con sus regalones y por la selección de perros que son buenos para esto.


Una área donde el contacto con los humanos ha potenciado las capacidades mentales de los perros, es la comunicación. Miklosi y sus colegas han mostrado que los perros pueden aprender a responder a sutiles gestos humanos. Los regalones pueden recuperar alimentos escondidos cuando éstos son apuntados por el dedo de su dueño, o cuando éste se inclina, o asiente con la cabeza, o simplemente mira. Esto parece simple, pero ningún otro animal, incluyendo los chimpancés, es capaz de hacerlo.


Los investigadores creen que los perros realmente entienden qué significan los gestos. El mono Rhesus puede encontrar un objeto escondido que le señala un humano con su dedo, pero sólo si la distancia entre el premio y el dedo es menos de 20 centímetros. Ellos no parecen entender acerca de la señalización, sino que simplemente aprenden que un dedo extendido puede significar que hay alimento en la cercanía.


En los estudios de Miklosi, en el perro el éxito de la respuesta no depende de la distancia entre el gesto y el premio. Según sugiere Miklosi, el perro parece dibujar una línea mental entre el dedo y el premio. "Pienso que ésta es la primera etapa para argumentar que el perro entiende que estamos comunicándole algo".


En el año 2000, investigadores de la Universidad Emory en Atlanta, confirmaron este hallazgo y repitieron los experimentos usando perros para enviar mensajes a otros perros. Brian Hare y Michael Tomasello, descubrieron que mientras un perro de seis meses de edad, podía no entender los gestos humanos, en cambio sí podía responder a indicaciones de otro perro. Esta característica se revertía en un perro de cuatro meses de edad. Ellos argumentan que al tener los perros una habilidad innata para leer gestos entre unos y otros, ellos aprenden a entender a la gente. Más tarde, por alguna razón, pierden esta capacidad de comunicarse con su propia especie. "Los perros están genéticamente seleccionados por sus habilidades para sintonizar con los humanos", dice Tomacello.


Miklosi trata de descubrir si los perros pueden enviar señales a la gente, tanto como ellos las pueden recibir. Cree que cuando los regalones saben donde está escondido un premio, ellos hacen un ruido para atraer a sus dueños y alternan su mirada entre el humano y el lugar escondido. Mikolosi interpreta este comportamiento como "mostrando". "Los perros son capaces de hacer lo mismo que los niños chicos o los monos", dice él. Esta respuesta de "mostrar", puede ser una clase de acondicionamiento, o un alto proceso mental. Mikolosi piensa que es lo último. El argumenta que si la mirada alternativa fuera una simple respuesta aprendida, el comportamiento no sería universal para todos los perros. Incluso los niños autistas, que carecen de sentido social, no se comportan en esta forma.


Tomasello toma una posición más escéptica. "La alteración de la mirada puede significar diferentes cosas y no creo que el perro lo está indicando", dice él. "Pienso que ellos miran atrás para comprobar y ver si lo siguen". El ha comprobado que las cabras también tienen este comportamiento. "Pienso que la mirada alternativa es una habilidad general de los mamíferos, pero los perros la han perfeccionado", dice él.
-
-
-
--

MC
Admin

Mensajes : 337
Fecha de inscripción : 02/05/2010
Edad : 47
Pais : Argentina

Ver perfil de usuario http://criaderolasespigas.com.ar

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.